Google+

Mochila para Nico

13 oct. 2014

¡Hola!
Hoy me iría volando de casa, seguimos si acabar la obra!! Bueno, a todo esto, el otro día escribí tan rápido que no os he contado lo que estamos haciendo. Nos hemos metido a renovar la cocina, y lo que empezó siendo un lavado de cara, ha acabado siendo una reforma en condiciones, vamos, un clásico del "ya que estamos...." Si a mi hace un mes me dicen que voy a acabar teniendo una cocina diferente ni me lo creo.

Aunque todo hay que decirlo, soy de fácil convencer cuando se trata de meterle mano a la casa, por no decir que soy la que atormenta al hombre de la casa con "pues podíamos hacer...." hasta que aburrido de escucharme, se pone a hacerlo. Como bien dice, "no tengo fin", no he acabado una cosa cuando ya estoy pensando en la siguiente. Menos mal que el pobre es muy apañado y lo mismo se pone a pintar que a solar, que si tuviera que pagar a alguien por hacer todo lo que se me ocurre poco hubiera cambiado je je je

Total, que después de pasarme los 3 meses antes de dar a luz viendo todos los programas de reformas habidos y por haber del canal Divinity, estaba yo toda ilusionada con hacer algún cambio en casa. Y al final, nos hemos metido en faena....tanto "open concept kitchen" deja su huella, y aunque al final no me ha dejado tirar el tabique abajo porque se nos iba de presupuesto, si que ha accedido a alguno de los otros cambios que tenía en mente ji ji ji

Aunque lo malo de pensar las cosas sobre la marcha, es que la planificación es más caótica y a día de hoy, casi un mes después de empezar aun tienen que ponernos la encimera. Quiero acabar la obra yaaaaaa

Pues nada, a ver si para la próxima entrada ya puedo contaros que he acabado.
'¡'
Y de la bolsa que os traigo hoy, también podría contaros muchas cosas, bueno, no en si de la bolsa, sino de la época en la que conocí a la mami que hay detrás. Es un encargo de mi amiga Reyes, nos conocimos hace unos años cuando ambas estudiábamos inglés en Reino Unido. Aun recuerdo que la última vez que nos vimos hablamos sobre cuando tendríamos hijos, ya que por entonces no era el momento para ninguna de las dos, y tiene gracia como muy poquito tiempo después las cosas ya son muy diferentes para ambas :-))

Yo tuve que volver a España porque ya tenía mi vida hecha aquí, pero ella consiguió el trabajo que buscaba y por allí sigue, por eso cuando me encargó una bolsa para su pequeño Nico y me dejó vía libre para elegir el motivo, lo tuve claro, ¡¡un avión!! Así le puede recordar a cuando viene a España a visitar a la familia.









Como la bolsa tiene relieve, las alas se pueden soltar para jugar con ellas. Cuando estoy cosiendo mochilas de este tipo no puedo tener a mi peque cerca, le encanta toquetearlas.

Y en cuanto a los colores, elegí esta tela naranja de estrellitas porque es de las mas llamativas que tengo, es un color muy vivo. Si os gusta este modelo del avión, podéis echar un vistazo a esta o esta otra.

Reyes, desde aquí te mando un beso muy grande y espero que pronto nuestros peques se puedan conocer.

¡Hasta pronto!


4 comentarios:

  1. Te ha quedado monisima, seguro que a tu amiga le va a encantar.
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Que chula la bolsa!!! Y mucha paciencia y animo con las obras, siempre pasa igual se eternizan y todo queda revuelto no, lo siguiente...
    Besiños

    ResponderEliminar
  3. La mochila es preciosa, con esos colores tan alegres y esos detalles que le has puesto. Me encantaaaaaaaa. Yo también soy seguidora del canal Divinity y no me pierdo ninguna reforma, jaajajaajajaa. Paciencia con la tuya, ya verás que bien te queda todo.
    ... Besos, Paki :)

    ResponderEliminar

Soy un poco desastre contestando a vuestros comentarios, pero no tengáis ninguna duda de que me encanta leerlos, ¡muchas gracias!