Google+

Sigo por aqui...

28 ene. 2015

Ohhhhhh, ¡¡¡no puede ser!!! 
Madre mia, ¡¡¡¡han pasado casi 2 meses desde la última vez que publiqué!!!!!!!

Uishhhh, sabía que desde antes de navidades no había vuelto a escribir nada, pero no era consciente de que habían pasado tantas semanas. Bueno, mis disculpas....que eso de seguir un blog y que de repente no se vuelva a saber nada queda fatal. 

Os cuento, hay un motivo, después de navidades se me acabó la baja por maternidad y volví a mi ocupación principal. Y ahora diréis...¿y en diciembre? si por entonces aun no trabajabas....Ummm, vale, es verdad, lo que paso en diciembre es que estuve centrada en otra cosa que en realidad estoy preparando para el blog, y después de casi un año que llevo con ello, aun no he conseguido acabarlo. Total, un desastre....

Desde que volví al trabajo estoy sufriendo lo que implica ser madre trabajadora. Algo de idea tenía, o eso creía yo. Sin embargo como tantas cosas en la vida, no te das cuenta de lo que tienes hasta que dejas de tenerlo. Antes, con un hijo, tenía tiempo. Ya no digo para mi, sino simplemente tiempo. Ahora con 2 niños pequeños ya no lo tengo, me faltan horas para hacer lo mínimo y mantenerme al día. ¿Qué ha pasado? Lo curioso es que me siento extraordinariamente productiva, soy capaz de hacer una cosa tras otra sin parar, pum, pum, pum, y esto, y lo otro, y a la que voy ya aprovecho para....El problema es que a pesar de ello no consigo abarcar todo lo que tengo pendiente, y no me gusta nada esa sensación. 

Paso días sin poder encender el ordenador. La ropa se pasa tendida la mitad de la semana (al menos me ahorro doblar lo que nos vamos poniendo). El montón de la plancha no deja de crecer. El niño lleva el flequillo por debajo de los ojos porque no he conseguido llevarle a la peluqueria.................
Y podría seguir..........

A muchas os suena, ¿verdad? Ahora cuando oigo que alguien que no tiene hijos dice que no tiene tiempo me río para mis adentros. Si alguna de vosotras tiene mas de dos, tenéis permiso para darme una colleja y decirme que de que me quejo....Aishhh, la vida es pura relatividad.

Total, que me temo que por ahora no me vais a ver mucho por aquí, sigo teniendo mucho material que enseñaros por lo que confío en volver a publicar con cierta frecuencia en un futuro cercano. Mientras tanto me conformaré con sacar el trabajo y los pocos pedidos que voy aceptando. 

Hoy os dejo con un mei tai porque últimamente yo estoy usando mucho el mio. Por las mañanas, cuando voy a dejar al bebé en la guarde, me lo pongo en lugar de sacar el carro del coche. Como además del niño, cargo con la mochila con sus cosas y mi maletín para el trabajo, me viene mejor tener las manos libres. 

Esta tela de flores se la debo a Iratxe , cuando me encargó el mei me comentó que había visto esta tela y se preguntaba si la tendría en stock. No era el caso pero miré donde suelo comprar y si la tenían, asi que la compré. Me gusta el resultado, probablemente no es una tela que yo hubiera elegido y queda genial en el mei porque a pesar del marrón, los toques de verde y fucsia la hacen muy alegre.
A ella me consta que le encantó, y me mandó una foto nada mas estrenarlo con su peque. Desde aquí te vuelvo a dar las gracias Iratxe!

mei tai flores